INGRESA TU MAIL DEBAJO PARA RECIBIR INFORMACION SOBRE NUESTRAS ACTIVIDADES

05 julio, 2009

COMUNICADO JP EN SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO HONDUREÑO Y LA DEMOCRACIA LATINOAMERICANA



Al heroico pueblo de Honduras, a su legítimo presidente Manuel Zelaya Rosales, a los pueblos de nuestra América, a las juventudes de nuestro continente:


Vemos con indignación como los peores pasajes de la historia de nuestros países vuelven a repetirse. Evidentemente los sectores políticos y económicos de la derecha neoliberal están reorganizándose para impedir todo cambio a favor de los más humildes. En esta oportunidad la víctima del atropello de los poderosos es el pueblo hondureño, pero mañana puede tocarle a cualquiera.

Por esta razón es que los militantes de la Juventud Peronista repudiamos enérgicamente el golpe de estado perpetrado por las élites oligárquicas y el ejército gorila contra el hermano pueblo de Honduras y su legítimo presidente el Sr. Manuel Zelaya Rosales.

Denunciamos el papel vergonzoso que han desempeñado las empresas periodísticas hondureñas, y sus pares del continente, y que otra vez han demostrado claramente su complicidad y simpatía con los golpistas y ningún apego a la “libertad e independencia” de la que tanto se ufanan .

Destacamos el accionar de todos los gobiernos americanos contra la dictadura hondureña y expresamos nuestro orgullo como argentinos por el papel que nuestra señora presidenta , Dra. Cristina Fernández de Kirchner, está cumpliendo en la región.

Consideramos que los sucesos de Honduras deben llevarnos a la reflexión a todos los latinoamericanos en general y a los argentinos en particular. Ya sabemos que cuando el odio sectorial se antepuso al respeto de la decisión de la mayoría la Argentina se llenó de miseria, atraso y sangre.

Es por esto que convocamos a todos los hermanos de América Latina a repudiar el golpe de estado en Honduras y a redoblar los esfuerzos por alcanzar, más pronto que tarde, la justicia social, la soberanía política y la independencia económica que todos nuestros pueblos se merecen.

¡Frente a los gorilas golpistas, ni un paso atrás!

COMUNICADO JP EN SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO HONDUREÑO Y LA DEMOCRACIA LATINOAMERICANA



Al heroico pueblo de Honduras, a su legítimo presidente Manuel Zelaya Rosales, a los pueblos de nuestra América, a las juventudes de nuestro continente:


Vemos con indignación como los peores pasajes de la historia de nuestros países vuelven a repetirse. Evidentemente los sectores políticos y económicos de la derecha neoliberal están reorganizándose para impedir todo cambio a favor de los más humildes. En esta oportunidad la víctima del atropello de los poderosos es el pueblo hondureño, pero mañana puede tocarle a cualquiera.

Por esta razón es que los militantes de la Juventud Peronista repudiamos enérgicamente el golpe de estado perpetrado por las élites oligárquicas y el ejército gorila contra el hermano pueblo de Honduras y su legítimo presidente el Sr. Manuel Zelaya Rosales.

Denunciamos el papel vergonzoso que han desempeñado las empresas periodísticas hondureñas, y sus pares del continente, y que otra vez han demostrado claramente su complicidad y simpatía con los golpistas y ningún apego a la “libertad e independencia” de la que tanto se ufanan .

Destacamos el accionar de todos los gobiernos americanos contra la dictadura hondureña y expresamos nuestro orgullo como argentinos por el papel que nuestra señora presidenta , Dra. Cristina Fernández de Kirchner, está cumpliendo en la región.

Consideramos que los sucesos de Honduras deben llevarnos a la reflexión a todos los latinoamericanos en general y a los argentinos en particular. Ya sabemos que cuando el odio sectorial se antepuso al respeto de la decisión de la mayoría la Argentina se llenó de miseria, atraso y sangre.

Es por esto que convocamos a todos los hermanos de América Latina a repudiar el golpe de estado en Honduras y a redoblar los esfuerzos por alcanzar, más pronto que tarde, la justicia social, la soberanía política y la independencia económica que todos nuestros pueblos se merecen.

¡Frente a los gorilas golpistas, ni un paso atrás!